La laringitis es cuando la caja de la voz o de las cuerdas vocales en la garganta se irritan o se inflaman. Por lo general, desaparece por sí solos, pero hay mucho más que hablar acerca de este tema, para poder identificar los síntomas y no confundirla con alguna otra enfermedad.

Cuando las cuerdas vocales se hinchan, la voz se distorsiona por los sonidos producidos por el aire que pasa a través de ellas. Como resultado, la voz suena ronca. En algunos casos de laringitis, la voz puede desaparecer

La laringitis puede ser de corta duración (aguda) o de larga duración (crónica). La mayoría de los casos de laringitis son provocados por una infección viral temporal y no son graves. La ronquera persistente puede indicar una afección médica subyacente más grave.

La laringitis a menudo está relacionada con gripe o bronquitis. Los síntomas incluyen:

Dolor de garganta

Fiebre baja

Ronquera

Dificultad para hablar

Tos seca

Un impulso constante de aclarar tu garganta

Glándulas inflamadas

Ronquera

Voz débil o pérdida de voz

Sensación de cosquilleo y aspereza en la garganta

Garganta seca

Hacer ruidos de respiración ruidosos y agudos al inhalar

Se babea más de lo habitual

Problemas para tragar

Dificultad para respirar (agudos)

Fiebre

Prevención

Evita fumar y mantente alejado del humo de forma pasivo. El humo te seca la garganta. Limita el alcohol y la cafeína. Esto hace que pierdas agua corporal total.

Bebe abundante agua. Los líquidos ayudan a mantener la mucosidad en la garganta.

Si sientes que tienes algún síntoma de laringitis, llama a la  Dra. Georgina Peralta J.