La amigdalectomía es una operación muy habitual en la otorrinolaringología. El fin de esta cirugía es la extirpación de las amígdalas. Las amígdalas son glándulas que se encuentran en la parte posterior de la garganta.

Este tipo de cirugías son más comunes en niños, y casi siempre diagnosticadas por un pediatra, debido a las constantes infecciones que presenta el infante.

Las amígdalas y adenoides alcanzan su máximo tamaño cuando los niños tienen entre tres y cinco años. Cuando crecen demasiado o están inflamadas pueden dificultar la respiración, en especial al dormir. Es posible que el niño ronque y deje de respirar por breves períodos cuando las amígdalas bloqueen el paso del aire mientras duerme

La extirpación de las amígdalas o amigdalectomía es aconsejable cuando los episodios de amigdalitis son tan frecuentes o graves que llegan a afectar a la salud general del niño, a interferir en sus actividades cotidianas

También se recomienda la extracción de las amígdalas si un niño sufre muchas infecciones de las amígdalas, muchos expertos cuentan más de 7 u 8 problemas relacionados con infecciones al año, para considerarse muchas.

Este tipo de cirugías no tiene muchas complicaciones, de lo que se trata es de extraer las amígdalas, por lo general se hace por la boca, lo que evita heridas mayores en el cuerpo del niño o de la persona que se haga este procedimiento.

S tienes dudas al respecto o un pediatra te ha remitido con un especialista, no dudes en llamar a Dra. Georgina Peralta J.